Tips para un Bizcocho Perfecto / 03 Marzo, 2015

/

Hoy quiero compartir algunos tips para que los bizcochos salgan perfectos.

Antes de la cocción:

  • Si el molde es excesivamente grande para la cantidad de masa, el bizcocho será muy bajo y quedara demasiado cocido.
  • Si el molde es excesivamente pequeño, la masa subirá tanto que se agrietará y puede quedar crudo por dentro.
  • Para engrasar el molde es mejor usar aceite en spray y luego forrarlo con papel mantequilla.
  • Para que el bizcocho suba bien parejo  y los bordes no queden duros es conveniente usar bandas de cocción. Yo uso las bandas de Wilton pero también podemos  hacer unas caseras cortando tiras de una toalla vieja, las humedecemos y las ponemos alrededor del molde sujetándolas con un imperdible.
  • Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente.

Durante la cocción: 

  • Nunca cocer a más de 180º, aunque se incremente el tiempo de horneado.
  • Si el molde tiene una altura normal, la temperatura indicada es  180º . Pero si el molde es especialmente alto es conveniente bajar la temperatura aunque esto implique alargar el tiempo de horneado.
  • Nunca abrir el horno antes de las 3/4 partes del tiempo total de horneado.
  • Si vemos que se nos va a quemar por la parte de arriba podemos cubrirlo con papel de aluminio a partir de los 2/3 del tiempo de cocción.

Después de la cocción:

  • Una vez terminada la cocción sacamos el molde del horno , desmoldamos después de  5 minutos para que el contraste calor/frío no haga bajar el bizcocho.
  • Desmoldamos y dejamos enfriar bocabajo sobre una rejilla, esto hará que si hubiera algo de “barriga” se aplaste.
  • Si notamos que ha quedado un poco seco lo envolvemos, aún templado, en film para que quede húmedo y tierno.
  • Si vamos a consumirlo el mismo día lo conservaremos a temperatura ambiente.
  • Si es para otro día podemos conservar el queque envuelto en film durante varios días en la nevera.
  • También podemos congelar el bizcocho bien empaquetado y dejarlo descongelar el la nevera la noche antes de usarlo. Mejor si se congela sin relleno.

Problemas y posibles soluciones:

  • Bizcocho alto en el centro: Un poco de “barriga” es normal, pero si es muy grande se debe a una temperatura de horneado demasiado alta o a un exceso de harina/levadura.
  • Se ha bajado durante el horneado: La causa más común es que el horno se haya abierto antes de tiempo. Pero también pueden ser que por una temperatura de horneado demasiado baja, que se utilizado más aceite o mantequilla de la necesaria, que se ha sacado del horno antes de tiempo o insuficiente cantidad de harina.
  • El interior ha quedado demasiado seco: Puede ser por un exceso de harina o levadura, o que durante el proceso de mezclado de los distintos ingredientes, se ha removido demasiado tiempo.
  • Sacamos el bizcocho y se hunde: La temperatura del horno es excesivamente alta, lo hemos desmoldado demasiado pronto o lo hemos puesto a enfriar en un lugar con corrientes de aire.

Espero les sirva 😉

Claudia Muga